Sorte, la Montaña mágica de Maria Lionza.

Los viajes a Sorte.

He tenido la oportunidad de viajar a Sorte cuatro veces, la primera vez fue con mi compadre Guillermo y mi padre Ali Wenceslao en Semana Santa de 2006, la segunda con mi pana Leo en Octubre de 2006, la tercera vez fui solo en Octubre 2008 y la cuarta vez con mi esposa, mis hijas y mi hermana María en Septiembre de 2012. Las fechas más idóneas para visitar Sorte son: Semana Santa, el 12 de octubre en el “Día de la Raza” cuando se practica “El baile en candela” y en Mayo durante el Día de las Madres.

El punto de partida es la ciudad de Barquisimeto, desde allí se toma un bus hasta el pueblo de Chivacoa y desde ahi otro transporte hasta el propio sitio de Sorte. En la entrada a Chivacoa nos recibe la inmensa estatura de Alejandro Colina de la María Lionza sentada sobre la Danta.

Estatua Maria Lionza Alejandro Colina entrada Chivacoa

(Mira la galería de fotografías completa a final de esta página)

De Chivacoa a Sorte no existe ningún transporte formal, cualquier carro, camión, jeep o ranchera con un aviso de cartón sirve de transporte, el camino es de tierra en medio de un inmenso campo sembrado de maíz.

chivacoa-yaracuy-camino-a-sorte

Formalmente Sorte es un Monumento Natural ubicado en el Estado Yaracuy en Venezuela, administrado por el Instituto Nacional de Parques, sin embargo acceder a Sorte en temporada alta no requiere ningún trámite especial. Existen dos sectores importantes a visitar: uno llamado Sorte y otro llamado Quibayo, el primero es menos visitado y más tranquilo y el segundo es una locura en temporada alta por que está repleto de gente de principio a fin.

montaña-sorte-yacuy-venezuela

Sorte es toda la montaña pero también es el primer sector a visitar, el cual consiste en una subida empinada en medio de un bosque cálido y húmedo que hace sudar hasta la palma de las manos. Luego de una hora más o menos, se llega a una inmensa roca curvada hasta formar un techo y pintada con el tricolor de la bandera, allí se reúnen múltiples feligreses a montar altares de imágenes de santos, frutas, flores, licor y velones multicolores para invocar al bien? o al mal? no se, allí todo vale… a fumar tabaco y practicar toda clase de rituales en favor o en contra de lo que sea. Pero sobre todo es un lugar enigmático, silencioso de día, con murmullos de oraciones, impregnado de humo de tabaco.

sector_sorte-roca-tricolor

El otro sector de Quibayo se encuentra más adelante sobre la misma carretera que viene de Chivacoa, Quibayo en Semana Santa y 12 de Octubre es una locura, una feria del “variopinto eclecticismo” en su máxima expresión. Existe un gran estacionamiento rodeado de casas rudimentarias que sirven de posadas, restaurantes y “perfumerías” que son los lugares donde venden todos los implementos para los rituales y donde se encuentran los brujos maestros que pueden dirigir a “las almas perdidas” en su camino espiritual.

Un consejo para pasarla bien en Sorte consiste en mimetizarse, despojarse de la pinta de turista, quitarse la camisa, andar en short y sandalias con algún trapo en la cabeza, para pasar desapercibido en medio del “gentío”.

Luego del estacionamiento y las casas se encuentra el “Altar Mayor”, una caseta con techo y rejas donde se resguardan imágenes de todos los santos gobernados por las tres potencias: María Lionza en el centro, El Cacique Guaicaipuro a la izquierda y el Negro Felipe a la derecha. En realidad son dos casetas, la segunda tiene a María Lionza de pie igualmente acompañada de docenas de santos. Al lado en la parte externa una hay estatua sobre otro altar y así cada vez que fui conseguí nuevas estructuras.

Altar Mayor - Montaña de Sorte

Unos metros más adelante bordeando todo lo anterior pasa el inmenso río Yaracuy, pasarlo es como una especie de transición entre la realidad y el universo mágico de Sorte. Allí luego del río se instalan las “Caravanas” en campamentos rodeados por cuerdas delimitadoras, cada caravana sigue a alguna Cohorte de Santos lo cual tematiza los colores, imágenes y rituales de su lugar.

rio-yaracuy-sorte

Luego de los campamentos, existe una ruta de ascenso en medio de una quebrada escalonada por pozos bautizados con nombres de diversos santos: Don Juan del Dinero, India Tibisay, Cacique Manapiare, Jose Gregorio Hernandez, algunos fijos otros variables, no hay orden escrita en ninguna guía cartográfica, mi amigo Leo y yo conseguimos un pozo vacío de imágenes de santos el cual bautizamos como “Pozo Machera” en homenaje al Robín Hood Merideño.

machera-sorte

La ruta de los pozos finaliza en una espectacular cascada, que al sumergirse bajo sus aguas despoja a cualquier mortal de todos sus males. Moviéndose un poco entre las matas conseguimos una espectacular vista hacia las planicies de Yaracuy… aquí se siente intensamente la magia de la Reina Maria Lionza, tal vez es porque estamos sentados al lado su Trono en medio de su Palacio.

cascada-sorte-maria-lionza

La noche revela la cara más mística y frenética de Sorte, el retumbar de los tambores, la luz danzante de las fogatas y las velas son elementos sensoriales que ayudan a invocar a los espíritus de las distintas cohortes para que bajen a la tierra a través de las “materias” y revelen los secretos y concedan todos los favores que solicitan sus feligreses. Gritos, cantos, bailes, poseciones espirituales, acompañados del tabaco y el ron, se entremezclan para formar un ambiente frenético y misterioso que hacen de Sorte una gran experiencia mágico religiosa.

tambores-sorte-maria-lionza

El Baile en Candela es el evento más vistoso del culto a María Lionza, se realiza el 12 de octubre en horas de la noche, luego de que las fogatas se consumen al ritmo de la percusión, queda una brasa en el suelo que se convierte en la pista de baile de las materias incorporadas. El baile en candela es la exhibición pública de los poderes de las materias, es la demostración de que su cuerpo no sufre daños físicos cuando se encuentran poseídos por los espíritus de la montaña. Del único hecho “sobrenatural” del que podemos dar fe, es del poder de Don Miguel para mover las llamas de la fogata según el ritmo de sus manos, esto lo observamos en la casa del “Brujo” Ismael, durante el baile en candela que se celebró en el patio de su casa en una de nuestras visitas a Sorte.

baile-en-candela-sorte

Entre el excesivo humo de tabaco y el retumbar de los tambores el coro que más se repite entre los “Marialionceros”, pide a los espíritus: “que le den, que le den, fuerza! que le den, que le den fuerza!” lo que resume la energía que se siente en el ambiente mágico de “La Montagna de la Buona Sorte”

 


 

Maria Lionza

Los grupos humanos de distintas maneras han sentido la necesidad de venerar a la “madre tierra”, la proveedora de todos los recursos que sustentan la vida. Las culturas Andinas y en especial los Incas le llamaban Pachamama, otras culturas la han humanizado en formas femeninas maternas como: Yara en las sociedades amazónicas, Virgen María para los cristianos y para los catolicos venezolanos Virgen de Coromoto. Maternidad, fecundidad y vida son los conceptos claves que se encuentran en las distintas representaciones del arquetipo maternal en casi todos los casos.

En el caso particular venezolano el mito sobre la Princesa India, María Lionza, que se originó en las tradiciones indígenas de los Caquetios y los Jirajaras, que luego pasó por sociedades rurales campesinas del estado Yaracuy y que finalmente se manifestó en las zonas urbanas del centro de Venezuela, se ha convertido en la representación del arquetipo materno más característico de la sociedad venezolana contemporánea.

En torno al culto a María Lionza se han acoplado toda clase de prácticas religiosas, que van desde las que reviven los rituales indígenas nativos, pasando por las importadas del África con los negros esclavos, las católicas impuestas por los conquistadores españoles, hasta las más raras y contemporáneas como las de las cohortes de santos malandros o las de los espíritus vikingos. Un sin fin de prácticas religiosas “huérfanas de iglesia” han conseguido en María Lionza un resguardo para cobijarse y desarrollarse al margen de todas las estructuras formales y dogmáticas de las religiones tradicionales. Autónomo, ecléctico y anárquico es el culto a María Lionza, sin dogmas ni reglas pre-escritas.

Otro elemento en común en el que coinciden todas estas prácticas religiosas “Marialionceras” es su principal escenario, la montaña de Sorte. Para ilustrarlo mejor podemos recordar la letra de la canción de Rubén Blades “….y sus paredes son hechas de viento y su techo hecho de estrellas; la luna, el sol, el cielo y la montaña, sus compañeros; los ríos, quebradas y flores sus mensajeros” y es que no pudo elegirse mejor lugar para adorar a la madre tierra que una montaña.

Importante es resaltar la autonomía del culto, que al contrario de otros, como los San Juan y San Benito, ha permanecido vigente sin el cobijo oficial de la iglesia o de las instituciones culturales, representando un hito de resistencia cultural, en estos tiempos de globalización. Dentro de este contexto necesario es mencionar el día principal de la fiesta de María Lionza, el 12 de Octubre, que hasta hace poco, oficialmente en Venezuela, era celebrado como el “Día de la Raza”. Esta fecha, incluso antes del decreto oficial del “Día de la Resistencia indígena”, fue escogida por los devotos al culto como día de central de la Diosa, tal vez con la intención de afirmar la presencia de la tradición ancestral de los abuelos indígenas que fueron padres de la niña, que hoy es madre de Venezuela.

Unas palabras dedicadas a María Lionza

“En la iglesia me dijeron que te llamabas María, mis ancestros te decían Yara, en Venezuela te bautizaron Coromoto, como Progenitora me pariste, te he amado como Esposa, me provees como Pachamama, por primera vez te vi la cara en Sorte y me di cuenta que eras la misma de Siempre… Madre.”


 

Fotos y textos: Ali Colmenares

Ali Colmenares realizó estudios en la Universidad de los Andes de Venezuela ULA, egresó en el año 2005 con Mención de honor Cumlaude y con el título de Licenciado en Diseño Gráfico. Tiene una sólida experiencia de 10 años en diferentes áreas de la Comunicación Visual, el Diseño Gráfico y la Docencia. En Fotografía ha realizado importantes documentales en los ámbitos de la cultura y la ecología como: La Fiesta de San Juan, El Culto a María Lionza, Los Yekuanas y El Río Caura, La Sierra Nevada de Mérida, Los Paramos y Lagunas de Venezuela, La Sierra Nevada del Cocuy en Colombia, entre otros. Más Información: Webdeunavez.com | Instagram @inditatuy


 

 


Comments

comments

SOFA 2017