1 minutos de lectura

Disney tiene una particularidad: franquicia que compra, es franquicia que exprimirá por donde se pueda. Así lo ha hecho con Star Wars que, no contentos con hacer una tercera triología, ha planeado spin-offs para expandir el universo galáctico de la saga creada por George Lucas. Este es el caos de Han Solo: A Star Wars Story que fue estrenada recientemente y que recaudadó 85 millones de dólares en EE.UU. el primer fin de semana, y 168 millones mundialmente, que aunque no es un rotundo fracaso, si está por debajo de la expectativa que tenía Disney.

Desde luego, en los planes de Disney no estaba el estrepitoso fracaso de la película centrada en uno de los personajes más queridos de Star Wars. Hay que pensar que la película desde el principio tuvo bastantes problemas de producción, y el marketing no ha sido el mejor, sin embargo el Distribuidor Jefe de Disney Dave Hollins ha lanzado una teoría sobre lo que sucedió.

“Hay una cuestión de frecuencia y cuántas veces la gente puede ir al cine. ¿Son demasiados estrenos y con una frecuencia muy rápida? ¿Tres películas en un período de cinco semanas es demasiado?”

Claramente Hollins se refiere a los recientes estrenos de Avengers: Infinity War y Deadpool 2, dos películas que se han convertido en un éxito para Marvel Studios y FOX respectivamente, y que se enfocan en el mismo público objetivo que Han Solo: A Star Wars Story.

Hollins guarda la esperanza que la taquilla mejore durante las siguientes semanas, hasta antes de que Jurassic World: El Reino Caído se estrene el próximo 22 de junio.

via GIPHY

Comments

comments

Ir arriba