3 minutos de lectura

Si algo es importante en la vida de un gamer son los periféricos que usa. Y el teclado es uno indispensable para una buena experiencia de juego. Por ello, quisimos hacer una reseña del recientemente lanzado HyperX Alloy Origins 60, un teclado bastante compacto y fácil de llevar a cualquier lugar.

Características del HyperX Alloy Origins 60

Si bien existen teclados que agregan una cantidad de teclas adicionales, en este caso el HyperX Alloy Origins 60 saca pecho por tener solo las necesarias. Y es que el número que acompaña el nombre de este periférico se debe a que este tiene el 60% de lo que tendría un teclado normal, siendo además uno de los más compactos que pueden conseguirse en el mercado.

El teclado es compacto gracias a que muchas de las teclas han sido retiradas para dejar solo las esenciales. El teclado numérico, las teclas F, las flechas y otras teclas están ausentes del teclado. Pero no te preocupes, eso no significa que no puedas usarlas, ya que puedes acceder a ellas mediante la tecla Función.

HyperX Allow Origins 60 2

El teclado del Hyper X Alloy Origins 60 es, como de costumbre en periféricos gamers, retroiluminado RGB, lo que permite poder ver con mayor claridad las teclas hasta en los espacios más oscuros. Los colores pueden personalizarse a través de NGenuity, el software diseñado por HyperX para este fin.

Las teclas cuentan con HYperX Red de tipo lineal. Tienen un punto de aplicado de 1,8 mm y una fuerza de 45 g, lo que lo hace ideal para  obtener una respuesta rápida al pulsarlas sin sufrir por que este responda por una rozadura accidental que genere una acción por error.

En resumen

HyperX Alloy Origins 60

El HyperX Alloy Origins 60 es un excelente teclado si buscas un periférico que ocupe poco espacio, gracias a su tamaño. También es ideal si lo que buscas es un teclado que puedes llevar contigo.

Si bien el teclado podría ser una excelente solución para el entorno laboral, lo cierto es que también está pensado para consumidores gamers. De este modo, se tiene un teclado compacto, sencillo y con unas características que lo hacen fácil de manipular.

Un punto negativo del HyperX Alloy Origins 60 es precisamente lo que lo define: la ausencia de varias teclas. Y es que si lo pensamos bien, muchas teclas como las F son necesarias en algunos juegos y resulta bastante incómodo depender de la tecla Función. Ten en cuenta que al estar en plena partida en un multijugador, la respuesta rápida es clave.

A pesar de este punto negativo, el teclado puede perfectamente usarse para el gaming si se reasigna algunas de las teclas ausentes a otras y se logra acostumbrar a ello.

En cuanto a su diseño, el HyperX Alloy Origins 60 es bastante bonito y llamativo, fácil de cargar, una retroiluminación RGB ideal, y un borde casi inexistente que además le da un aspecto sencillo.

Comments

comments

Ir arriba