2 minutos de lectura

The Toxic Avenger es tan ridícula que termina rayando en la genialidad. Antes de que el cine de super héroes se convirtiera en tendencia, esta película hizo lo suyo a su manera.

Dirigida por Michael Herz y Lloyd Kaufman en 1984, esta película nos presenta a un joven que es víctima de burlas, quien sale corriendo por un pasillo hacia una ventana y cae en un barril de desechos tóxicos, lo que le brinda poderes. The Toxic Avenger, nombre que adquiere luego del accidente, aprovecha sus recién adquiridas habilidades para vengarse de quienes se burlaron de él, así como salvar la ciudad y limpiar la ciudad de racistas y mala gente.

The Toxic Avenger es una película de culto de la serie Z que quizás no guste al público en general, ya que apela al gore con escenas explícitas de sangre, lenguaje de doble sentido y una trama tan cutre que termina emocionando al espectador (al menos al que no le molesta las escenas subidas de tono).

¿Por qué The Toxic Avenger es una película de culto?

toxic avenger

El hecho de ser un film independiente es un plus que con los años le ha brindado un status de película de culto. Si bien en críticas no se raja, con críticas mixtas que tienden a lo positivo, lo que realmente impacta es precisamente la capacidad de rayar en lo ridículo, con efectos que ni siquiera para la época eran creíbles.

La hilaridad, malicia, perversidad y la forma desinhibida como transcurre la trama son los elementos que hicieron de The Toxic Avenger una película muy querida por los cinéfilos e incluso por la propia industria. No por nada esta película de Troma Entertainment generó secuelas, cómics e incluso en años recientes han querido hacerle un remake que, por fortuna, no se ha concretado.

Si no te la has visto, la recomiendo al 100%, teniendo en cuenta siempre que va a ser tan mala que termina siendo genial.

https://www.youtube.com/watch?v=ZackeB9vQNM

Comments

comments

Ir arriba